Alice in Wonderland

Un blog sobre lo maravilloso que me ocurre en la vida.

miércoles, septiembre 27, 2006

Qué tal esto?

Respecto de la propuesta de nuestro irresponsable Vicepresidente, acerca de la castración química para los violadores, y lo que me parece aún peor, la amplia aceptación que ha tenido esta en la opinión pública, he considerado necesario escribir mi opinión sobre el tema.

A mi me parece gravísimo que se pierda el respeto por los derechos humanos en este país, y más aún que la propuesta provenga del Señor Vicepresidente, quien historicamente se ha autodeclarado como un defensor de estos. Es innegable que este tipo de conductas generan un repudio social inmenso, y que la impunidad reinante en este país nos lleva a recibir con agrado este tipo de propuestas, pero el análisis tiene que hacerse con menos pasión y más inteligencia, si hoy permitimos que se castre a los violadores, mañana permitiremos que se ampute a los ladrones? o que se asesine a los asesinos?... y cuáles serían las consecuencias de tales medidas en un país como este donde la justicia es tan ampliamente cuestionada y los errores judiciales son el pan de cada día?... mucho cuidado por que de este tipo de medidas al nazismo no hay mucha distancia, yo invito a que se haga una reflexión profunda sobre este tema y a que los dirigentes políticos de nuestro país piensen con cuidado cada propuesta que lanzan.

Etiquetas:

5 Comentarios:

A la/s 9:20 p. m., Blogger yodanzig dijo...

Lo del nazismo, no sé. Contextos históricos totalmente diferentes. Lo que sí me parece tenaz es asumir que el problema con los violadores es de apetito sexual. ¡Qué fácil que es normalizar las ideas que tiene el mundo sobre hombres y mujeres! Noooo, decir que es un problema que se soluciona con una inyección es la mata del facilismo... y no por eso deja de ser un acto profundamente político.

 
A la/s 9:02 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

completamente de acuerdo... el gobierno deberia hacer una prioridad de los Derechos Humanos y enfocar TODAS sus energias y la mayor cantidad de presupuesto en sicoterapias, centros de rehabilitacion, estudios cientificos, asociaciones de apoyo, grupos de soporte, y sobre todo, salvaguardar los Derechos Humanos de los violadores que son tan tristemente incomprendidos por la sociedad y que han caido como inocentes victimas de un estereotipo y un repudio popular.

¡Es una barbaridad!

 
A la/s 9:03 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

por cierto, la castarcion quimica es un desperdicio de fondos, no olvidemos el merito artesanal de la cercenacion.

 
A la/s 12:36 p. m., Blogger Alicia dijo...

Señor Soychapin, su irónico comentario termina dándome toda la razón acerca de lo fácil que resulta dejarse llevar por las pasiones que suscita un tema tan delicado como este. Gracias por su visita.

 
A la/s 6:38 p. m., Anonymous SoyChapin dijo...

muy respetable Alice:
primero, agradezcohaber publicado mis comentarios pues crei que la moderacion y el tono sarcastico e irónico de los míos le motivaría a ignorarlos.
Segundo, estamos completamente de acuerdo en que es fácil dejarse llevar por las pasiones... pero en este caso, son pasiones reaccionarias, y no pasiones desmedidas y criminales como las que motivan a los violadores a cometer tales actos.
Como fiel adherente a la pena de muerte, considero que lo único malo de tal castigo, es que les impide a los criminales conocer en cierto grado el daño irreparable que han causado a otros, por lo tanto, lo dicho anteriormente en cuanto a la castración química y la cercenación, ¡cr♪0ame! lo digo con ironía, pero ante este mundo occidentalizado donde la pre-eminencia del derecho corrompe la razón de la justicia, una justicia que, para ceguera de Gandhi, tendría en el ojo por ojo, o mejor, cercenación a los violadores, un atenunate a la agonía social, y una catársis ante la vulnerabilidad de "los buenos" antes "los malos".

Gracias por el espacio.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal