Alice in Wonderland

Un blog sobre lo maravilloso que me ocurre en la vida.

miércoles, noviembre 08, 2006

De reinas y reinados

En esta semana en la que el país entero se paraliza por cuenta de las reinas, entendiéndose por estas las candidatas al reinado nacional de la belleza, me he encontrado con que la revista SOHO, ha invitado a9 columnistas a escribir acerca de las razones por las que debería acabarse este certamen.

Personalmente creo que los reinados son una manifestación cultural recurrente en nuestra querida sociedad colombiana, por eso se dice que somos un país de reinas, cada pueblo tiene su reinado y en la algunos casos éstos certámenes implican un ejercicio de integración comunitaria, que debe rescatarse, así las cosas yo no creo que la pelea sea contra los reinados en general, sino contra la pantomima deplorable en que se ha convertido el reinado nacional de la belleza que se realiza año tras año en Cartagena, y que hoy por hoy no es más que una muestra de la enorme corrupción que consume nuestro país, una excusa para que las regiones gasten vilmente sus escasos recursos, un homenaje a los cirujanos plásticos y a las niñas enfermas de una sed de reconocimiento a su inventada belleza física. Además de tratarse de un evento altamente excluyente al cual solo pueden acceder unos pocos.

La belleza debería premiarse dentro de un contexto mucho más complejo, con una valoración integral de los valores y cualidades que acompañan a las candidatas, y digo esto por que a uno finalmente no le consta que las denominadas "señoritas" sean brutas, sean prostitutas o mentepollos, aunque el hecho de que se presten orgullosas a semejante evento puede constituir un indicio grave en su contra, pero bien, volviendo al tema, lo que intentaba decir es que aunque el concurso se esfuerza por defender la formación académica de las concursantes y su condición de "señoritas decentes", mediante prohibiciones como la de modelar ropa interior, y entrevistarse con sus novios durante el certamen, es evidente que se centran en un montón de requisitos pendejos, que de fondo no transmiten más que un apego absurdo a la "moral" mal entendida y no repercuten en la altura del concurso, que no ha dejado de ser para la opinión pública un evento vacío y vulgar.

Así las cosas, yo considero que el reinado como tal no debería acabarse, el pueblo requiere de circo con frecuencia, y un reinado que pueda traducirse en una manifestación cultural no puede hacer mucho daño a la sociedad, lo que realmente daña es el derroche de los dineros, en causas tan poco loables y el montón de intereses malsanos que rodean en la actualidad este evento.

Etiquetas:

1 Comentarios:

A la/s 8:57 p. m., Anonymous Patton dijo...

No debería acabarse, al fin y al cabo mueve plata genera empleo y distrae millones de infelices.

Lo que si debería es tener mucha, mucha menos importancia mediatica.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal