Alice in Wonderland

Un blog sobre lo maravilloso que me ocurre en la vida.

sábado, octubre 28, 2006

Los Viernes y yo

Desde que empecé la especialización los viernes se han convertido para mi, en los días más pesados de la semana, tengo que llegar a la oficina a las 7 am, solo tengo una hora de almuerzo y tengo clase hasta las 10 pm. Hasta ahí, todo iba muy bien, nada más quejarse del cansancio absoluto el sábado a mediodía, y de resto todo muy bien.
Pero desde el pasado viernes 13 de octubre, esto se ha complicado bastante, ese día (el viernes 13), salí de clase y estaba lloviendo, en esta ciudad cuando llueve no es posible encontrar un taxi desocupado, así que una amiga muy amablemente me llevó hasta mi oficina y yo desde allí llamé a mi hermano para que me recogiera, de regreso a la casa y en medio del aguacero nos encontramos con un desadaptado al volante, que en medio de una borrachera monumental nos embistió con su vehículo, arruinándonos la noche por completo, además de tirarse el carrito, fueron 2 horas bajo la lluvia esperando el tránsito y por cuenta de este episodio llevo dos semanas de pelea constante con la aseguradora y sin carro.
El viernes 20 de octubre, estuvo todavía mejor, mi mamá se encontraba hospitalizada por una crisis asmática, que afortunadamente se controló a tiempo y no tuvo consecuencias mayores, pero yo tuve que irme a recoger a mi hija cuando la ruta la dejaba en la casa a mediodía, estando en mi casa recibí una llamada de un vecino de la finca en donde viven mis papás diciéndome que había un chorro de agua constante que salía de la casa desde hace rato y que teníamos que ir a ver qué pasaba, pues bien, sin carro y con la niña, tuve que irme hasta la finca a reparar el daño, eran las 7 pm cuando logré llegar al pueblo más cercano, y me vi forzada a regresar con mi hija en un minibus llenísimo de gente hasta Armenia, no pude trabajar en toda la tarde, no fui a clase, y amanecí el sábado con un dolor intenso en todo el cuerpo, por la caminada, la cargada de la china.. etc. etc.
Ayer, no podía ser la excepción, tenía que entregar un trabajo larguísimo de la universidad, que aunque debíamos presentarlo individualmente lo habíamos discutido entre algunos compañeros el martes en la noche, producto de esta reunión de estudios cada uno de nosotros tomó las notas pertinentes y ya la tarea era organizar el trabajo en el computador e imprimirlo, pues bien, mi asistente está incapacitada desde el miércoles y me ha tocado de "soyla" estos días, así que ayer cuando por fin logré sacar un tiempito para hacer el trabajo, pues no puede encontrar las notas del trabajo!!!!, en medio de la desesperación y la urgencia me fui a visitar a algunos clientes y a dar la ronda en los juzgados, y estaba lloviendo, luego decidí tomar un bus ante la imposibilidad de encontrar un taxi, me subo y me siento en una silla cualquiera y me encuentro con un letrero que decía "hoy te vas a morir", completando el cuadro, justo antes de entrar a clase, recibo una llamada de mi jefe en Bogotá, diciéndome que no va a ser posible tampoco que regrese a Bogotá en diciembre como estaba planeado, sino que yo debo seguir trabajando aquí al menos hasta junio del año entrante....

En fin, yo de supersticiosa no tengo un pelo, pero si tengo que confesar que ya los viernes me están dando miedo, que me esperará el próximo???

Etiquetas:

1 Comentarios:

A la/s 5:06 p. m., Anonymous Patton dijo...

nada, un mal día lo tenemos todos ... tu tuviste la casualidad que cayera un Viernes 13.

Solo eso, casualidad.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal