Alice in Wonderland

Un blog sobre lo maravilloso que me ocurre en la vida.

lunes, abril 16, 2007

Vidas Paralelas

Nos conocimos en 1996, ahora que pienso en esas épocas las siento tan distantes e irreconocibles que hasta me aterro, entramos juntos casi todos a la Universidad y unos pocos que habían entrado antes, poco a poco fueron acoplandose a nosotros, o nosotros a ellos? la verdad no lo sé, éramos un grupo de 20 personas, solamente éramos 5 mujeres y en poco tiempo nos convertimos en amigos de los buenos, de compartir desde las herramientas académicas (libros, fotocopias, computadores), hasta la comida cuando escaseaba, por aquello de la economía de estudiantes.

Compartimos nuestras vidas, desde que estábamos muy jovenes y apenas salíamos de la adolescencia, hicimos cosas locas juntos, de las que hoy quedan hermosos recuerdos que todos atesoramos, con el paso de tiempo nos hemos distanciado, por el trabajo, las ocupaciones, los giros de nuestras vidas, pero ese cariño sigue intacto para todos y frecuentemente nos encontramos, nos escribimos, nos llamamos.

Todos tuvimos problemas en esas lejanas épocas, comunmente el problema era de plata, pero más grave aún fue cuando empezamos a asumir nuestros roles paternos muy a mitad de la carrera, y sufrimos cuando teníamos que estudiar, trabajar, criar a nuestros hijos y asumir prematuros roles como esposas y esposos, pero a pesar de todo eso 14 conseguimos graduarnos, solo 6 conservan sus parejas de entonces y el resto estamos gozando de la post soltería, que es a mi juicio, la que más se disfruta.

4 de mis amigos que no lograron graduarse (y digo no lograron, por que hoy es practicamente imposible que puedan regresar a la universidad), tienen todavía unas vidas complicadas, no sólo porque la plata que ganan no les alcanza, sino también por que tienen problemas para encontrar trabajos que satisfagan sus expectativas, supongo yo que ese es el trauma de quedarse a mitad del camino, pero lo más grave, es que insisten en vivir como cuando éramos primíparos, en una rumba eterna, en un desocupe preocupante... en el mundo Marlboro. Será tal vez por eso que son ellos los que más se han alejado, cada vez tenemos menos cosas en común e irremediablemente cada encuentro con ellos termina por convertirse en un reproche constante, y un cuestionamiento incisivo acerca de sus metas, sus logros y sus expectativas.

El miércoles santo estos 4 amigos se fueron de rumba, invitados por uno de ellos, que tuvo a bien sustraer la tarjeta débito de su hermano mayor, se fueron de la ciudad a un pueblo cercano y tras 4 días de consumir alcohol y tres tipos de drogas diferentes, terminaron 2 con sobredosis y uno con las venas cortadas, la "afortunada" que no termino en cuidado intensivo, igual terminó hospitalizada con un schok nervioso para nada envidiable.

De todo esto me enteré el pasado miércoles, cuando quise caerle de sorpresa a los muchachos en la celebración del cumpleaños de uno de ellos, sobra decir que está noticia nos amargó la fiesta por completo... lloramos, discutimos, bebimos, cantamos, y sobre todo descubrimos que desde ese día nada volverá a ser igual para nosotros, siento que todos morimos un poquito.

Hoy no puedo dejar de preguntarme: porqué?

Etiquetas:

2 Comentarios:

A la/s 10:12 p. m., Anonymous Patton dijo...

Sin palabras.

 
A la/s 12:30 p. m., Blogger Julio dijo...

Todos tenemos amigos asi, y aunq por fuera parezca uno fresco, la vaina es q eso procupa ya q uno quiere q le salga todo bien a los parceros.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal