Alice in Wonderland

Un blog sobre lo maravilloso que me ocurre en la vida.

martes, octubre 23, 2007

Ni el burro, ni el que lo arrea

Entre mis ocupaciones, está la de asesorar en materia de impuestos a profesionales independientes y a comerciantes, esa así como tengo un cliente que es ingeniero civil y tiene una taberna, el sábado me pasé por allá a ponerme unas polas con mi primo (comprobé que me copia y mucho) y me encuentro con un cartel en la entrada que decía, más o menos así:

"La Taberna El Baile* se permite informar a su clientela
que a partir del próximo 31 de octubre atenderá los días jueves,
viernes y sábados desde las 4 p.m. hasta el sierre"
Ante semejante horror ortográfico, me comuniqué ayer con el Ingeniero y le sugerí que mandara a cambiar el dichoso letrero lo más pronto posible, para corregirle además de la ortografía la redacción; él me pidió que le colaborara con la nueva redacción y que de paso le sugiriera a alguien que le elaborara el cartel, así que le recomendé a unos amigos que hacen unos avisos bonitos, ellos me trajeron la cotización ayer en la tarde y yo se la mandé inmediatamente al Ingeniero.
Ésta mañana encuentro la cotización del aviso sobre mi escritorio con la firma del ingeniero puesta al final de la hoja y una nota de su puño y letra que dice:
"Aprovado"
Ahora entiendo muchas cosas!!!!
*Nombre cambiado para proteger la identidad del cliente.

Etiquetas:

4 Comentarios:

A la/s 2:47 p. m., Anonymous Sandel dijo...

Será que le jala al francés?
Approuvé!!

 
A la/s 8:05 a. m., Blogger Marco D dijo...

jejejejejeje
chistoso !!!

 
A la/s 8:22 p. m., Anonymous Patton dijo...

pero bueno, ¡se deja asesorar!

 
A la/s 10:15 p. m., Blogger Lobo dijo...

Pues alli si, NO RAJE DE LAS POBRES MULAS MUJER¡¡¡¡

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal