Alice in Wonderland

Un blog sobre lo maravilloso que me ocurre en la vida.

viernes, noviembre 30, 2007

"Mamitis"

Advertencia: Aquí si me puse nostálgica y hasta cursi, así que si le da pereza yo lo entiendo y no lea, no es mi intención aburrirlo ni más faltaba, pero si aún avisado se le mide a leerlo pues después no se vaya a quejar, ja ja ja.

Cuando yo nací mi mamá trabajaba en el día y estudiaba en las noches, razón por la cual poco tiempo tenía para verme y la mayor parte del tiempo estaba con mi papá y con la hermana menor de mi madre que en esa época vivía con nosotros en Bogotá, esta situación perduró hasta cuando tenía cuatro años, para esa época mi madre culminó sus estudios universitarios, mi tía regresó a Armenia y así tuvimos un poco más de tiempo para nosotros, mis padres se separaron tres años después, mi hermano era un bebé de meses y se fue con mi madre, pero como ella se fue de nuestra casa para vivir con una nueva pareja y esa situación no me resultaba nada atractiva, yo decidí quedarme con mi papá, desde ese entonces fuimos sólo mi papá y yo.

Como consecuencia de esa relación fragmentada, yo no tengo recuerdos de la época en que mi madre y yo vivimos juntas, cuando yo venía de vacaciones a Armenia me quedaba en casa de mi abuela, nunca con mi mamá y durante muchos años tuvimos una relación distante y tirante, internamente yo reprochaba a mi mamá por haberse ido, por su distancia, por no estar conmigo y por mil cosas más... pero todo cambió cuando fui madre también, mi maternidad nos ha acercado mucho y hoy no puedo negar el importantísimo papel que juega ella en la vida de Carol y por supuesto en la mía, y aunque sigo sin compartir muchas de las cosas que ella hizo hace un montón de años, ya entendí que mi trabajo no es juzgarla y prefiero concentrarme en admitir que es una abuela excepcional y una excelente consejera, es un soporte importante para mi vida, tengo la plena convicción de que ninguno de sus errores fue mal intencionado, que lo único que hizo fue buscar (infructuosamente) la felicidad y por eso no puede condenarse a nadie.

Otra consecuencia de esta historia, es mi carácter excesivamente independiente, que tiende más hacia la autosuficiencia en un extremo frecuentemente nocivo, después de mucho tiempo de pensar y repensar muchas cosas, he llegado a la conclusión de que esa es una de las razones por las que mi matrimonio no funcionó, a mi me cuesta muchísimo trabajo pensar en plural, yo pienso solamente en mi, hago planes para mi sin contar con otros, tomo decisiones para mi sin consultarlas con nadie, y de otro lado me enerva que me incluyan en planes ajenos y que me agenden, y eso evidentemente no funciona en un esquema de pareja. Con mi madre a veces pasa lo mismo, ella espera que yo cuente con ella para tomar decisiones acerca de Carol, de mi vida, mi trabajo, la decoración de mi casa, etc. y yo evidentemente no lo hago, creo que eso la lastima un poco, pero hemos aprendido a conocernos y así yo procuro incluirla un poco más y ella se esfuerza por reprocharme menos.

Así las cosas, los grandes eventos de mi vida (a excepción del nacimiento de Carol), han transcurrido lejos de mi madre, fue así como yo solita organicé mi fiesta de quince, mi matrimonio y mi grado universitario, en todos esos eventos mi madre por supuesto estuvo presente, pero en calidad de invitada y no estuvo involucrada en los preparativos y esas cosas que las madres normalmente hacen.

Ahora resulta que mañana por fin me voy a graduar de la especialización, después de que nos fijaron como tres fechas distintas y un montón de inconvenientes que serían tema para otro post, y pues planeo hacer una comida para celebrar semejante acontecimiento, y andaba yo toda esta semana corriendo para escoger el vestido, los zapatos, el peinado, los accesorios, el restaurante, el menú, la música, los invitados... etc, etc, etc. y mi madre conmigo todo el tiempo, me acompañó a hacer todas las vueltas pero sin emitir opinión alguna, de manera que cuando yo le preguntaba: "cómo te parece este color???" me contestaba con un simple: "si a ti te gusta está bien", al final terminé reprochándole su indiferencia y manifestándole que no me estaba sintiendo para nada apoyada y que sentía que no le importaba para nada mi grado , tuvimos una larga conversación y al final entendí que su actitud es solamente una respuesta a mis múltiples desplantes anteriores y mi actitud es una clara señal de que las cosas finalmente están cambiando, creo que he empezado a abrirle a mi madre un espacio gigante en mi vida, y estoy aprendiendo a compartir mis cargas, es algo así como "dejarse querer, eso finalmente no duele".

Si, lo admito: tengo mamitis

Etiquetas:

1 Comentarios:

A la/s 10:27 a. m., Blogger ffd dijo...

Es muy cierto lo que dices, igualmente es muy bueno de alguna manera que hayas crecido en tus circunstacias porque eso te hizo una mujer fuerte, independiente, que en realidad en esta cultura pocas las hay.Siempre nos enseñan a que necesitamos un hombre para todo, porque somos mujeres y hay cosas que las mujeres no se atreven a hacer. Pero en realidad admiro mucho tu posiblidad de alcanzar la autosuficiencia, creo que si hubieran mas mujeres asi habria menos maltrato y menos violencia....mira tu lo que dice el dicho : "lo que no te mata ,te hace mas fuerte"

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal