Alice in Wonderland

Un blog sobre lo maravilloso que me ocurre en la vida.

martes, noviembre 27, 2007

Esta Navidad no es mía

Ya el año pasado por estas mismas épocas publiqué un post donde manifestaba mi inmensa afinidad con la navidad y todo lo que se le relaciona, es para mi sin duda alguna la mejor época del año, generalmente soy feliz en diciembre, me gusta ser feliz siempre, pero durante la navidad la felicidad es casi idílica, no me lo van a creer pero cuando yo veo las calles iluminadas, las vitrinas de los almacenes con sus decoraciones navideñas y las caras felices de los niños ante los árboles pues no puedo evitar poner cara de estúpida y una sonrisa se dibuja en mi rostro instantáneamente.


Pero esta navidad todo va a ser diferente, el papá de Carol -como ya les había contado- va a tener un hijito nuevo, y la mamá de ese hijito es una ciudadana alemana y se fue a Alemania hace un poco más de un mes porque quiere que su hijito nazca allá y quiere estar con su familia, cosa que me parece de lo más normal, el problema es que ahora el papá de Carola también se va a ir a Alemania a pasar las fiestas de fin de año y a esperar el nacimiento de su hijo (que será más o menos la primera semana de enero), y quiere llevarse a Cacerola con él!!!!, llamó ayer a la niña y se lo propuso y por supuesto la enana está súper entusiasmada con el viaje, ella adora a su papá y la idea del hermanito la tiene loca, pero y yo qué????.... lloraré amargamente.... me quedaré con mis hijitos de mentiras durante este diciembre, pero extrañaré montones a mi criatura y definitivamente la navidad no será igual.


Anoche Carol me dijo que ella aún no había decidido ir y que su decisión dependía de lo que yo opinara, para cuando me dijo eso ya Fanny me había contado de su inocultable emoción tras la llamada de su padre y que ya le había dicho a todos los vecinos que se iba a Alemania con su papá en la navidad. Sin embargo cuando llegue a la casa me dijo que ella no se va si yo no quiero que se vaya, tan divina mi enanita!!!!, pero pues no, más allá de mi tristeza y mi desmedida actitud posesiva hacia Carol, tengo clarísimo que ella tiene que compartir con su papá y disfrutar del viaje, sé que estará muy bien con él, sé que disfrutará compartir el nacimiento de su hermano y sé que cuando regresé tendremos todo el año para estar juntas, así que hice de tripas corazón y le dije que aunque la extrañaré mucho voy a estar muy bien, y que no tengo problema con que se vaya.... sniff, sniff...


Recibo invitaciones de vacaciones ja ja ja, no sé que voy a hacer durante esas seis semanas... y a ustedes como les pinta esta navidad???

P.D. El título del post hace alusión a una canción de Darío Gómez, de esas que son como para cortarse las venas o por lo menos para bajarse una botella de guaro, una pequeña muestra de lo bien que me he acoplado con esta región ja ja ja.

P.D2. No soporto a la niña que será en adelante la administradora de la agencia, me quedan 20 días para salir de esta oficina, los cuento con ansia.

Etiquetas:

1 Comentarios:

A la/s 3:41 p. m., Anonymous Patton dijo...

Pues nada, supongo que ver a tu hija feliz debería hacerte feliz... no me alcanzo a imaginar lo duro que debe ser ... pero bueno, menos mal tu familia es grande y ya encontrarás con quien "parchar".

¿tu primo del otro post tal vez? ;)

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal