Alice in Wonderland

Un blog sobre lo maravilloso que me ocurre en la vida.

viernes, noviembre 28, 2008

Caroladas

A Carol este año ya no le hicieron exámenes finales a la antigua, de esos en los que lo fusilaban a uno a preguntas durante media mañana, sino que le pusieron unos talleres larguísisisimos e insufribles, luego la tortura se prolonga por una semana, las bondades de la pedagogía, nótese el tono irónico del comentario.

Así que, volviendo al tema, hemos estado dedicadas durante las últimas dos semanas a resolver los mencionados talleres, porque no crean, esas cantidades astronómicas de trabajo terminan conviertiéndose en trabajo para los papás, entiendo que la finalidad de este novedoso mecanismo, tiene por objetivo precisamente involucrarnos a nosotros los papitos en el proceso educativo de los críos. Estábamos entonces, resolviendo el taller de matemáticas, y han llegado de visita mis tíos con mis primitos chiquitos entre ellos Samuelito, que tiene 10 años y está en 5º y es el mayorcito de esa camada, inmediatamente tuve que decirle a los niños que Cacerola no podía jugar con ellos por que estaba haciendo la tarea y hasta cuando acabara tenían que jugar sin ella.

Samuelito muy interesado se acercó a nosotras indagando por el contenido de la labor que nos ocupaba, algo así como: y que están haciendo??, pues unas multiplicaciones le contesté, ahhh eso es muy fácil, yo ya me sé todas las tablas, les puedo ayudar???. Cómo la ayuda no sobra en semejantes circunstancias, asentí con gusto, a ver Carol muéstrame que estás haciendo???, aquí mira tu sabes cuánto es 9 x 4, le preguntó mi hija?, si claro 9 x 4 es 32 dijo Samuelito.... ahí si me tuve que meter en la conversación de los chicos, obviamente, "perdóname Samuelito pero cuando yo estudié 9 x 4 era 36". Muy seguro el niño me ha dicho: "Ja Ali como estarás de vieja.....

Qué tal este cagoncito, no se sabe las tablas pero se tiene una confianza admirable!!!!! no creen???

P.D. El papá de Carola decidió venir a pasar las festividades decembrinas con ella. Llega este fin de semana de la lejana Europa y mi nena tendrá papito todo un mes, está radiante mi pequeña de la felicidad que la embarga
y yo también me alegro por ella. Tendré que hablar con él de todas las cosas que vienen preocupándome acerca de su relación con la niña, así que deséenme suerte para ver si puedo manejar las cosas con tranquilidad e inteligencia.

Etiquetas:

3 Comentarios:

A la/s 4:58 p. m., Blogger Mafe dijo...

Suerte y pulso sumerce!!
Y al peladito, regalale un abaco, regalarle una calculadora es volverle el cerebro mas tarado de lo que lo tiene.

 
A la/s 12:18 a. m., Blogger Sebastián Dávila dijo...

Ja! Que tal el mocoso, así le estará yendo.

Mucha suerte y buen pulso.

Abrazos

 
A la/s 9:09 a. m., Blogger The Ant dijo...

Alice, te invito a mi(s) blog(s). Espero verte.
Saludos,

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal