Alice in Wonderland

Un blog sobre lo maravilloso que me ocurre en la vida.

jueves, enero 25, 2007

Reflexiones I

Mi madre siempre ha dicho que uno solamente puede enamorarse cuando está joven, semejante frase tan radical, proviniendo de una mujer que se casó muy joven estuvo separada durante 15 años y hoy en día es feliz con su primer amor (después de tanta novela!!!), es como para ponerle cuidado.

Son ese tipo de cosas que uno no entiende cuando se las dicen pero que de alguna manera se le quedan gravadas por allá, qué sé yo... como en el inconsciente... pero un día algo pasa y magicamente salen de su recóndito escóndite y se te presentan otra vez tan claras...

Me ha dado por pensar recientemente en esas épocas adolescentes cuando uno se enamoraba con una mirada y un intercambio de palabras bonitas, y venían las famosas mariposas en el estómago y las horas mirando el teléfono (lo llamo? o no lo llamo?) y la tembladera cuando casualmente se encontraba uno con el individuo, y bastaba con que el susodicho tuviera la cara en orden y unos hábitos de aseo aceptables para pensar uno en darse una posibilidad con él, la química era un factor importantísimo e inmediato, y dependía efectivamente de reacciones físicas y no de procesos racionales.

Actualmente, yo por lo menos, no me permito mirar a un hombre con ese tipo de interés sin antes conocer cierta información básica, como por ejemplo cual es su profesión u oficio, su situación laboral (si, es que yo no estoy buscando quien me mantenga, pero si por lo menos uno que pueda cubrir sus propios gastos), con quién vive... (etc) y después de conocer esa información ahí si se preocupa uno por la química y los otros detalles.

Definitivamente era más fácil hace 10 años, y más divertido, pero no puedo evitar preguntarme qué tenemos de adolescentes (o qué nos falta) que nos permite enamorarnos más alla del amor propio?

Como para cerrar este asunto ha venido a mi mente una frase de Oscar Wilde: "La única diferencia entre un capricho y el amor eterno, es que el capricho dura un poco más de tiempo".

Etiquetas:

4 Comentarios:

A la/s 7:38 p. m., Anonymous soyChapin dijo...

muy buena la frase...
lamentablemente el amor eterno a diferencia del capricho, tambien trae desolacion cuando la quimica cambia de rumbo.

Y si, quizas tu madre tenga razon.. uno ya no se enamora, simplemente se enloquece, pero por eso, lo que haces de analizar es lo mejor... te evitaras muchos problemas.

Y la jirafa?

 
A la/s 2:59 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Pues no sé si tu mamá tendrá razón o no. En todo caso este post me puso a pensar bastante porque hace unos días volví a mi adolescencia sentimental... con consecuencias muy tristes.... :(

Un saludo!

 
A la/s 6:05 p. m., Anonymous Patton dijo...

Tristemente todo parece apuntar a que es cierto.

Aunque no creas, se dan casos de adolescentes tardíos. Pero vaya uno a saber si para bien o para mal!

 
A la/s 5:17 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Yo soy de los q creo q el amor se puede encontrar a la edad q sea, eso de q si se pasa de cierta edad se quedaba para vestir santos ya perdio su vigencia.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal